El separador centrífugo está diseñado para eliminar grandes volúmenes de condensado presentes en el aire comprimido a la salida del compresor.

Ese diseño incrementa el efecto centrífugo asegurando la permanente separación de condensado en grandes cantidades de caudal de aire. Además, consigue eliminar partículas de hasta 5 μm de agua.

El separador centrífugo se instala entre el compresor y el prefiltro de línea para eliminar el ‘condensado líquido’ presente en el aire comprimido, lo que permite emplear el secador frigorífico como un elemento de soporte para secado adicional. Esto es sumamente importante en lugares con alta temperatura ambiente, pues permite mantener la presión de punto de rocío requerida a un nivel constante.

Los separadores centrífugos no requieren de mantenimiento.

Volver a maquinaria

Trato exclusivo

Soluciones personalizadas a medida

Solicita una oferta